Un pedacito de mi forma de ser.

 

A pesar de todo, y aunque nos resulte difícil y lo único que queramos sea maldecir al destino o a las circunstancias por habernos dejado sin esa persona, debemos quedarnos con lo bueno, con lo positivo.

Hoy, yo me siento afortunada de haberte conocido y de haber disfrutado y aprendido contigo, y es que no todo el mundo puede decir que ha tenido tres abuelas. Sí, tres abuelas, ya que el “bis” yo sólo lo añado porque lingüísticamente es lo correcto.

Siempre he dicho, no sé si lo leí o escuché en algún sitio, que estamos hechos de vivencias, que nuestra personalidad se forma a lo largo de nuestra vida con las diferentes circunstancias y momentos de los que somos, unas veces protagonistas, y otras testigos, y, sin duda alguna, tú siempre serás parte de mi forma de ser.

“Y lo que aprendí contigo, inevitablemente es un pedacito de mi forma de ser” (Arco, Lo difícil)

Quien bien te quiere te hará creer en ti.

Hoy, tengo que compartir un artículo que me ha parecido imprescindible.

Que deberían leer todas aquellas personas que están pasando en su vida por un momento de dudas, de planteamientos, de baja autoestima. Porque cuando todo parece negro, cuando dejamos de creer en nosotros mismos y nos hemos convencido de que no somos capaces de lograr lo que queremos, o simplemente de seguir viviendo, necesitamos a alguien que nos empuje, nos ayude a ponernos de nuevo de pie y nos llene de nuevas energías positivas.

Pocas cosas pueden ser más reconfortantes que contar con alguien que cree en uno mismo aún cuando nosotros hemos dejado de hacerlo. Alguien que pone firmezas a nuestras dudas, aliento a nuestras esperanzas y coraje a nuestras ramas secas.”

Sin más, aquí os dejo el artículo: Quien bien te quiere te hará creer en ti